martes, diciembre 04, 2012

Un año más...



Y vosotr@s, ¿ya habéis puesto el árbol?

Fotos by Marta ©






13 comentarios:

  1. No te ha quedado nada mal!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, la verdad es que ahí aún andábamos poniendo lacitos rojos y quitando y poniendo bolas, estrellas... Y en la foto parece que tiene más cosas de las que hay debido a que están encendidas las luces intermitentes del árbol justo cuando hice la foto.
    Jejejej en

    Pero nos quedó muy chulo, al final.

    ResponderEliminar
  3. Yo es que soy muy desastre. Anda que no le doy vueltas y la verdad es que nunca me acaba el resultado. A ti sin embargo te ha quedado precioso, la verdad. Ayyy la navidad, cuanta magia!!!
    Besotes Marta!!!

    ResponderEliminar
  4. Qué buen gusto y qué bonito quedó todo. Muy acogedor.

    ResponderEliminar
  5. Amiga mía por fin te encuentro
    Me hago tu seguidora..lindo tu árbol ufff todavía no hago el mío
    Cariños
    Angelica

    ResponderEliminar
  6. Gracias!!!
    Un beso!!! Estoy deseando ver tu árbol cuando lo pongas!

    ResponderEliminar
  7. Cada año digo.."voy a poner el árbol y las luces en Noviembre, antes que nadie!", porque me encanta tener la casa tipo nave espacial...llenita de luces de colorines! ;). Pero luego por una u otra razón siempre soy la última en ponerlas! bufff...aprovecharé estos días de fiesta, a ver...

    Por cierto, el árbol te ha quedado precioso, Marta :)

    Un besito

    ResponderEliminar
  8. MARTA!!!
    QUERIDA TENGO QUE INTERCAMBIAR CONTIGO UN REGALO POR EL BLOG DE IELA CULTURA FEMENINA, NECESITO TU DIRECCIÓN Y QUE ME CUENTES UN POQUITO DE TI. PERDONA MI LEVE OLVIDO, PERO LUEGO DE CASI 11 AÑOS DE VIVIR EN SALAMANCA ME VUELVO A CILE, Y ESTAMOS CON LA MUDANZA Y EL VIAJE EN PROCESO, NO QUIERO IRME SIN ANTES MANDAR TU REGALO.
    TE DEJO MIL BESOS.
    M.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo10:40 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Gracias por tus susurros.
Por favor, habla bien alto para que pueda oírte por encima de la tormenta.