lunes, diciembre 03, 2012

Salva el Ártico

Me he unido a la campaña para salvar el ártico, únete a la Revolución Ártica #SalvaelArtico 

http://www.savethearctic.org/es 


Para salvar el Ártico tenemos que actuar ya. Firma ahora 
(Solo tenéis que rellenar los espacios que os pidan, no hay que dar dinero si uno no quiere ni nada parecido) El objetivo son  3.000.000 de personas apoyando la inicitiva.

Pide a los líderes mundiales que la zona no habitada que rodea al Polo Norte sea declarada santuario global, y que se prohíban las prospecciones petrolíferas y la pesca industrial en las aguas del Ártico. 


Durante más de 800.000 años el hielo ha sido una característica permanente del océano Ártico. Ahora se está derritiendo por el uso desmesurado de energías fósiles sucias y, en un futuro cercano, el hielo podría desaparecer, por primera vez, desde que los humanos pisamos la Tierra. Esto sería devastador, tanto para los pueblos como para los osos polares, narvales, morsas y los demás moradores del Ártico, así como para el resto de la Humanidad. El hielo refleja gran cantidad de calor solar hacia el espacio y mantiene así fresco al planeta y estabiliza los sistemas meteorológicos de los que dependemos para cultivar nuestros alimentos. Proteger el hielo significa
protegernos a todos.


 

9 comentarios:

  1. Yo también me gustaría aportar con un granito de arena
    Carinños

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa iniciativa que hay que tener en cuenta.
    ¡¡¡Gracias por compartir!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Venga chicas!! A dar nuestro apoyo!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti, Pedro!!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por hacernos parte de esta iniciativa.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Ufff me uno!!!

    allá, voy..

    Gracias por el enlace, Marta!

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Gracias a vosotras, chicas!

    ResponderEliminar

Gracias por tus susurros.
Por favor, habla bien alto para que pueda oírte por encima de la tormenta.