lunes, septiembre 18, 2017

Tarta de Cerveza para mi costillo







Hacía mucho que no me pasaba por aquí a escribir, durante este tiempo he estado realizando multitud de cosas. Entre otras he estado formándome en algo que me llamaba la atención hace siglos (Diseño de paǵinas web) por eso he tenido tan poco tiempo.
Ahora que tengo algo más de tiempo vuelvo por aquí para mostraros mis cosillas y, como hace poco ha sido el cumpleaños de mis costillo, aquí os traigo una tarta muy sencilla de cerveza negra y chocolate cuya receta saque de la página de deliciousmartha.

La verdad es que yo no soy ni de chocolate ni de cerveza pero he de reconocer que estaba espectacular.

Un besillo y espero no tardar demasiado en volver a postear.






Ingredientes para la Tarta de chocolate con cerveza:

Para la tarta:
  • 250 gr. de harina
  • 240 ml. de cerveza negra, o tostada
  • 75 gr. de cacao puro en polvo
  • 400 gr. de azúcar
  • 120 ml. de nata (35%M.G.)
  • 2 huevos M
  • 250 gr. de mantequilla
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
Para el frosting de queso:
  • 200 gr. de nata (35% M.G.)
  • 150 gr. de queso crema
  • 100 gr. de azúcar glas


Preparación de la Tarta de chocolate con cerveza:

Para la tarta:
En primer lugar, ponemos a precalentar el horno a 180ºC. A continuación, fundimos la mantequilla en el microondas, a baja temperatura y controlando todo el tiempo para que no se caliente demasiado y explote. Cuando esté fundida, la cambiamos a otro recipiente, y la mezclamos con la cerveza. Reservamos.
Por otro lado, mezclamos la harina, el cacao, el bicarbonato y el azúcar. Combinamos bien y dejamos, también, reservado.
Seguidamente, batimos con las varillas manuales los huevos, la vainilla y la nata. Cuando esté bien mezclado, añadimos la mezcla de mantequilla, y seguimos removiendo. A continuación, añadimos la mezcla de los sólidos, tamizándolos previamente. Esta incorporación, la haremos en tres veces, removiendo e integrando completamente antes de seguir con el resto. Tenemos que obtener una mezcla bastante líquida y oscura.
Esta, la pondremos en un molde desmontable, de 23 cm. de diámetro, y lo horneamos, durante aproximadamente 1 hora, o hasta que, al pinchar el centro con una aguja, ésta salga limpia. Una vez cocido, retiramos del horno, y dejamos enfriar completamente a temperatura ambiente.
Para el frosting:
Batimos la nata, que tiene que estar muy fría, hasta montarla. Por otro lado, mezclamos el queso con el azúcar, hasta que nos quede una pasta espesa, que incorporaremos a la nata. Mezclamos todo bien, para que quede homogéneo. Finalmente, repartimos sobre la tarta y decoramos al gusto.
Guardamos refrigerada antes de servir. En este momento, espolvoreamos cacao en polvo por encima.

2 comentarios:

  1. Yo sí soy de chocolate (menos en helado, nunca en helado) aunque no de cerveza. Pero si dices que esto queda rico, habrá que probar.

    ResponderEliminar
  2. Está deliciosa, Gabriela. Te mando un trocito XD

    ResponderEliminar

Gracias por tus susurros.
Por favor, habla bien alto para que pueda oírte por encima de la tormenta.