lunes, agosto 05, 2013

Pillado in fraganti


Cuando alguien viene a dar de comer a los gatos que deambulan por la calle me encanta acercarme a robarles la comida...
Comida de gatito... ¡Ummmm, deliciosa! No dejéis de probarla

4 comentarios:

  1. En la parcela de mis suegros encontramos un erizo y se hizo muy amigo nuestro al ver que no le haciamos daño...Estuve dándole comida muchos días hasta que decidió irse para otro sitio...Son Preciosos y muy listos.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  2. Inteligentísimos, Pedro. El gato que andaba por allí ni olió el pienso jejejjeje
    Cuando se acercaba, el erizo se enfrentaba a él y acabó huyendo (pobre jejeje)
    .
    Un besuco

    ResponderEliminar
  3. ay que ternurita...es que no hay nada como dar de comer al hambriento...

    Besos para ti y para Espinete...

    ResponderEliminar
  4. jajajaj.... que gracioso, cuando hay hambre jajajaj......
    Estoy de vacaciones, pero paso a saludaros un ratito.
    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por tus susurros.
Por favor, habla bien alto para que pueda oírte por encima de la tormenta.