martes, octubre 31, 2006

Halloween



Celtas, romanos, cristianos... muchas culturas han aportado su granito de arena a una fiesta que hunde sus raíces en un pasado remoto y que ha conservado siempre un rasgo fundamental: la fascinación por la muerte.

La fiesta de Halloween es una mezcla de tradiciones más o menos antiguas y tiene su propia versión en muchos países. Sin embargo, el Halloween que se ha hecho famoso es el que celebran los norteamericanos. Gracias a las películas de Hollywood ellos han sabido exportar como nadie una fiestividad cuyas señas de identidad han terminado siendo los disfraces y las calabazas y, claro está, el culto al terror y a la muerte.

En realidad, los primeros en celebrar la fiesta de Halloween fueron los celtas (antiguos habitantes de Gran Bretaña) que hacían su "primitivo Halloween" cada 31 de octubre. Por aquel entonces la fiesta estaba dedicada a un tal Samhain (su dios de los muertos) y era la noche en que los druidas de la tribu se ponían en contacto con los difuntos. Esa noche marcaba el final del año y toda la comunidad lo celebraba por todo lo alto.

Pero con la invasión de los romanos, la cultura celta se mezcló con la de los césares y la religión de los druidas terminó por desaparecer. Sin embargo, la "fiesta de los muertos" no se perdió del todo. Los romanos la fusionaron con sus Fiestas de Pomona, dedicadas a la diosa de la fertilidad, y así el primitivo Halloween de los celtas pudo sobrevivir al paso del tiempo conservando gran parte de su espíritu y algunos de sus ritos.

Con la expansión del cristianismo por Europa la fiesta se encontró un nuevo rival. Primero el Papa Gregorio III decidió trasladar la "Fiesta de Todos los Santos" al 1º de Noviembre y poco más tarde, en el año 840, Gregorio IV ordenó que celebración fuera universal. Y como fiesta mayor que era requería una "vigilia" para preparar la fiestorra. Precisamente el 31 de octubre, la "noche de los muertos" de los antiguos celtas. Esta vigilia se llamó "All Hallow's Even" (Vigilia de Todos los Santos) y con el paso del tiempo su importancia fue creciendo y su pronunciación fue cambiando hasta terminar en lo que hoy conocemos como "Halloween".

Pese al cúmulo de coincidencias y de ritos superpuestos, la fiesta cristiana conservó guiños de la versión ancestral iniciada por los celtas y continuó siendo para siempre la noche de los que tributaban un especial interés por la muerte y el más allá.


15 comentarios:

  1. la pena es que la fiesta se ha" prostituido" gracias a los yankis... en fin bueno que como la navidad no me mola mucho, pero que coñes si os gusta divertios y ligad, ya me quedo yo en casa

    ResponderEliminar
  2. Aquí celebramos la castanyada.

    ResponderEliminar
  3. Sois unos plastas y por mas que se os diga no hay forma Ja, ja, ja

    El 2 de noviembre es cuando se conmemora a los Fieles Difuntos. (muertos)Dia de duelo.

    El 1 de noviembre es la festividad de todos los santos. Fiesta.

    En las iglesias norteamericonas "saints" somos todos por el hecho de estar fiambres (osea, muertos).
    En la católica hace referencia a aquellos vestidos de luz con alitas de pluma etc, etc.
    Es como la India o los budistas:ponen flores a sus muertos, los veneran con velas y tal, y los cantos expresan la pena que aún sienten por ellos, etc.

    En cambio haloween norteamericón, al igual que el Vudú y todo eso, es profundamente Gore.

    En cualquier caso, a la gente que ha perdido a un familiar en los meses precedentes no les gusta mucho jugar con esqueletos o reirse de/con la muerte.

    Un blogabrazo del Johny

    ResponderEliminar
  4. Así todo, prefiero una fiesta de Halloween que un Papa Noel (me molesta mucho más este último)
    Besoso Johny

    ResponderEliminar
  5. Hola! Me encanta tu blog!
    Si te gusta la moda podrías pasarte por mi blog y verás a mujeres con estilo en la calles de Barcelona (y en más sitios de España). Y si de paso me linkeas pues mejor!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Tiene razón johnymepeino, aunque también es verdad que vaya coñazo es el día de todos los santos

    ResponderEliminar
  7. Yo no soy mucho de Halloween, me pilló grande y veo que es una tradición importada y no me dice mucho. El día de los difuntos lo asocio con Don Juan Tenorio en blanco y negro, antiguamente siempre lo daban por la tele ese día...

    Besuco

    ResponderEliminar
  8. No si yo no digo que haya que celebrar lo uno o lo otro, sino que la LOGSE sigue haciendo estragos :) Y conste que lo digo porque ilustres plumas del periodismo español se han pasado una semana mezclando el culo con las témporas. ¡Y les pagan por escribir!.


    A lo que iba. Marta, ¿Sabes algo de Pablo?. "Pos quién va ser", Pablo, el único Pablo que coñocemos: El Blanco.
    No hay forma de dar con él. ¿Tienes contacto con Ro?. (No tengo Spaces). ¿Estan bien?.¿Siguen de novios?. Estpy en ascuas y la web de David de María ha desaparecido también.

    Un besiko, cántabra nuestra.

    ResponderEliminar
  9. Pues ni idea, Johny.
    Quizá se hayan aburrido del blog o le han cambiado de nombre o vete tú a saber.
    Ya sabes que yo tampoco he podido atender estos últimos meses el blog como se merecía, quizá a ellos les haya pasado lo mismo y directame lo han hecho desaparecer.
    Un besín, mi Johny

    ResponderEliminar
  10. Halloween me trajo hasta este mundo y con halloween me voy...
    Besos y Feliz Vida!!!
    Quién sabe...todos los años tienen otro halloween...
    Hasta siempre!!!
    :)

    ResponderEliminar
  11. de verdad que siento no poder visitar igual que siempre a mis amistades blogueras (sigo sin Internet en mi nueva cueva).
    Lo siento mucho.
    No os olvida,LEO
    Un abrazo fuerte con aires de azahar

    ResponderEliminar
  12. Nunca me ha gustado las culturas que vienen de los americanos. Porque desengañemonos, sera una fiesta celta, o de donde sea, pero son los americanos la que la popularizan y los que la comercializan. Basta de invasión.
    Por cierto como mola supercoco

    ResponderEliminar
  13. ES más bien una fiesta abglosajona.
    ;P

    ResponderEliminar
  14. Pues a mí me revienta el jalogüin este, leñe

    http://www.blognomelocreo.com/

    ResponderEliminar

Gracias por tus susurros.
Por favor, habla bien alto para que pueda oírte por encima de la tormenta.