domingo, abril 30, 2006

Beltane

La noche del 30 de abril, en el calendario gregoriano, es el inicio de "Beltane". Este nombre es el más popularmente conocido, sin embargo, se puede nombrar a la fiesta como"cetamain"o Beltaine. Otros nombres conocidos son "Calan Mai", "Bealltainn", "Calan Me", "Boaldyn" y "Kala Mae". Así como otros más antiguos; Kentu-saminos o cét-sam-sin, del cual deriva el "Ceitein", nombre actual gaélico escocés. Entre tribus de la Galia meridional, se apunta el nombre de Giamonia, derivado del mes del calendario de Coligny, Giamonios.
La palabra Beltane, esta compuesta de dos vocablos; "tane" que puede significar fuego y con la unión de ambas podríamos obtener "buen fuego", "fuego luminoso" o "hermoso fuego".
Comienza Beltane, los días lóbregos son un recuerdo de los días pasados. La luz renace en el tiempo de más fuerza y es nuestra tercera festividad, donde el fuego es protagonista. Recordamos a nuestros antepasados, aquellos que llamados Tuatha Dé Danaan, pusieron sus pies en Erin, tras quemar sus naves, expresando de aquella manera su intención férrea de establecerse en la Tierra Esmeralda.
Nuestra fiesta comienza en la víspera, en el anochecer y se prolonga con el día que son los momentos en los que, según nuestra concepción, empieza el Verano. Comienza Samos, el fin del Invierno celta y comienzo de la mitad lumínica de la Rueda Anual. Es nuestro festival del fuego. Esta fiesta, es igual de importante que la de Samhain, pues ambas tienen una función de pasaje en el calendario celta, una es un paso hacia Samos y la otra hacia Giamos.
Estamos en nuestro quinto mes lunar, sea cual sea, la tradición seguida, tanto en la arbórea como en la del calendario de coligny y sus variantes modernas.El mes del Sauce atraviesa Beltane y le confiere su esencia mágica.
En nuestro ritual previamente hemos apagado todos los fuegos existentes en nuestra tribu o comunidad, como una forma simbólica que representa la ausencia de éste. Al amanecer cuando el alba empiece a despuntar sobre la primera mañana del Verano, encenderemos ritualmente nuestro fuego donde regeneraremos nuestra propia vitalidad espiritual. La hoguera, como hacían nuestros antepasados estará formada por nueve maderas sagradas de nueve árboles diferentes que serán portadas por nueve personas.
Cuando queme, obtendremos ascuas para encender otros pequeños fuegos en este amanecer de Beltane, en oposición a Samhain donde los fuegos arden en el crepúsculo.
En estos momentos mágicos, que también nuestros antepasados realizaban pasando tanto ellos como su ganado por entre el humo en un rito de limpieza y purificación, el fuego era y es símbolo divino. Este fuego se encomendaba al patronazgo del Dios Belenos (el brillante). Manifestación, por otra parte del Señor del Verano y asociado con los poderes sanadores el Sol.
Nuestros antepasados también tenían más formas de saludar estos días de celebraciones y participar de la energía sanadora del astro-dios; Una de sus costumbres consistía en levantarse antes de que el sol apareciese, después de una vigilia en los bosques sagrados, donde habían participado en los ritos sexuales de Beltane, iban a alguna colina cercana para observar la salida del sol y bañarse en sus vivificadores rayos. Dicho baño podía tomarse también de una forma más simbólica, bañándose en fuentes sagradas y manantiales en los cuales los rayos sol habían quedado atrapados o bebiendo el agua de estos o de pozos también sagrados, donde la luz solar había quedado retenida. Los druidas aconsejaban que se bebiera el agua de esos manantiales antes de la salida del sol, que se lavaran con el rocío de la mañana y se adornaran con flores. Todo este ritual era para danzar en torno del árbol de mayo, dejándose llevar por la festividad estacional.
El rocío que se recogía en las mañanas de Beltane también se recogía, guardándolo con el fin de utilizarlo en posteriores rituales. El rocío en su concepto mágico era considerado una esencia destilada de la Tierra por medio del fuego( el sol), una alquimia de la naturaleza espiritual de la Madre Tierra, en cuyo seno los manantiales y arroyos representan los órganos femeninos de ella con sus propiedades curativas.
La diosa de la Tierra (Madre Tierra), era la esposa del Sol, ambas deidades, donadoras de vida.
Era y es un tiempo de fiesta, alegría, casamientos y magia sexual con lo que se trataba de perpetuar la estación.
Nuestros hermanos de espíritu de esas épocas escogían a una "Doncella de la Flor" también denominada "Reina de Mayo", que era la representante simbólica en esta fiesta, de la Diosa en uno de sus triples aspectos de transformación, de virgen a madre.
En medio de un ritual de música y danza se simulaba la cópula de la diosa con el árbol de mayo, que según la ubicación de la tribu, podía ser un tronco de abedul como en Gales, un espino en ciertas partes de Bretaña, o un acebo como en Eire, además del sauce, pero todos ellos representando un atributo fálico. Como fiesta que era de fertilidad y de liberación sexual, estaba dedicada también a la unión entre parejas o casamiento. La pareja recién unida consumaba esa unión en algún lugar del bosque, con el beneplácito de la tribu entera, que en diversas ocasiones se sumaban con sus parejas respectivas a la celebración.
En algunas tribus celtas se disponía en este tiempo de unos días de libertad sexual, en los cuales se formaban parejas nuevas a prueba, que duraban hasta el siguiente Beltane, fecha en la cual se renovaban los votos o terminaban separándose.
Beltane, también es la noche que dedicamos al Dios Belenos, Belenos posee también otros nombres como Borno o Grannios de la Keltia continental, o Balor o Beltayne de la keltia Irish o Beli o Balor de los celtas galeses o Bel o Belenos de los celtas de la Isla de Man o también Bile o Belenos de los celtas scottish. Siendo de esta manera un dios de amplio ámbito celta.
Las festividades celtas en general y Beltane en particular, además de lo expuesto, tenían otros objetivos, tales como la sana intención de reforzar los vínculos de las tribus y de los clanes. Los celtas se reunían en estos acontecimientos masivamente, lo cual servía para fomentar alianzas entre tribus y fortalecer los lazos entre clanes y familias. Durante dichas celebraciones no había una sola refriega entre ellos y las armas estaban prohibidas. A esto se le sumaba el componente mágico con sus liturgias rituales lo que convertía a Beltane en una comunión que rebasaba la simple fiesta.
Tampoco debemos olvidar al dios Cernunnos, que en Beltane es despedido para que se convierta en una parte real del mundo de las plantas y animales en nuestro propio medio. Convirtiéndose de esta manera en el señor y espíritu de todas las cosas salvajes.
La festividad de Beltane, es una celebración alegre, extrovertida, divertida, de ánimos. La energía que nos proporciona es más activa que reflexiva. Es la expansión que estará en nosotros a medida que el Verano galopa hacia su punto culminante.
Fiesta de las Flores (Beltane - Beltaine)


Otros nombres: May Day

La palabra Beltane significa "Bel-fire", el fuego del dios celta de la luz: Bel, Beli o Belinua, que después se convertiría en el dios Baal.

Este día también puede celebrarse en el punto astrológico en el que el Sol está en los 15ª de Tauro, simbolizado por el Toro.

En este día, por el contrario que en Samhain, comienza la parte del año en que el Sol empieza a ascender y la luz empieza a dominar sobre la oscuridad. La celebración comienza la víspera, el día 30 de abril. Durante el atardecer de este día se encendían grandes fogatas que eran llamadas "los fuegos de Bel" en lo alto de los cerros. Estos tenían propiedades curativas y se utilizaba que las brujas saltaran sobre ellos para asegurar protección.

Frecuentemente, el ganado era llevado entre dos de estas fogatas para que fuera bendecido por el fuego. También existía la costumbre de caminar alrededor de los límites de la propiedad, reparar cercas y marcas de territorio, danzas de espadas, fiestas, música, bebidas y baños a las doncellas para que no perdieran su belleza juvenil.

Alrededor de 1600 todavía se acostumbraban las bodas en el bosque, en las que las parejas pasaban la noche entera en el bosque, trayendo consigo flores para adornar las villas la mañana siguiente.

Algunas de estas costumbres eran virtualmente idénticas que la vieja fiesta romana de las flores, la Floriala, tres días de sexualidad sin restricciones que comenzaban el 28 de Abril y alcanzaban su máximo punto el 1 de Mayo.

CELEBRACIONES:

Para esta fiesta, lo importante es tener en cuenta que es una época del año en la que la tierra se muestra pródiga en provisiones. La mayoría de las crías ya han nacido o están por hacerlo, las plantas están floreciendo y los seres humanos no podemos estar exentos de esa fiesta de vida tan explosiva y llamativa.
Fuente:celtiberia

12 comentarios:

  1. me parece una fiesta muy bonita, e con un grand significado, personalizado en el fuego...
    excelente texto, en portugal non hay ese tipo de fiestas...

    p.s. riegue siempre mis plantas,

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:33 p. m.

    Una fiesta muy sexual....

    ResponderEliminar
  3. MUy cula la fiesta esta del beltane.
    Es muy interesante...

    ResponderEliminar
  4. Quiero decir que Muy chula...

    ResponderEliminar
  5. no sabia sobre etas fiesta!! cada pais tiene sus cosas, aca en argentina no se festeja..
    beso

    ResponderEliminar
  6. interesante...
    un abrazo :-)

    ResponderEliminar
  7. Dsc não sei espanhol o que sei e que gostei do teu bloggue e vou voltar.
    hasta!

    ResponderEliminar
  8. Es una pena que todas esas tradiciones casi se hayan perdido por la extensión de las religiones cristianas, cuando estas fiestas son más antiguas...

    Me ha encantado la foto.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la información tan extensa y bien narrada.
    Muack!

    ResponderEliminar

Gracias por tus susurros.
Por favor, habla bien alto para que pueda oírte por encima de la tormenta.